Subir

Montañana, donde duerme el silencio

Es posible que este año hayas visitado pueblos muy bonitos. Pequeñas localidades con calles empedradas y flores en los balcones que hacen olvidar lo duro que puede ser el invierno…

Pueblos donde se escribió la historia, que fueron heridos por el fantasma de la despoblación y aún así se han mantenido vivos. Pueblos tan únicos como Montañana, en la provincia de Huesca.

Decir que el tiempo se ha detenido en este precioso rincón de Aragón es quedarse corto y quien haya paseado por sus calles me dará la razón. Pero si todavía no conoces este singular Conjunto Histórico-Artístico, te animo a que sigas leyendo.

SITUACIÓN

Montañana se sitúa en la comarca oscense de la Ribagorza. Para llegar hay que tomar un desvío hacia la HU-941 poco después de pasar por la localidad de Puente de Montañana, junto a la carretera N-230 que une Benabarre con El Pont de Suert.

Debes dejar el coche en el aparcamiento que hay a la entrada del pueblo. Allí mismo está la Oficina de Turismo, un buen punto de partida para comenzar este viaje en el tiempo.

UN POCO DE HISTORIA

La villa medieval de Montañana ha permanecido casi intacta hasta nuestros días. Situada en lo alto de un cerro entre barrancos y rodeado de bosques, era un enclave estratégico y fue condado independiente hasta el año 1044, cuando se incorporó al Reino de Aragón.

Montañana vivió su época de máximo esplendor entre los siglos XIII y XV pero fue perdiendo importancia hasta quedar prácticamente abandonada. La población se mudó a localidades cercanas como Puente de Montañana y, como suele ser habitual, pronto acusó los efectos del éxodo.

Montañana Pasadizo - Postales para Mamá
Montañana camino - Postales para Mamá

Por suerte, el Gobierno de Aragón lo declaró Conjunto Monumental en 1984 y comenzaron los trabajos de rehabilitación. Este plan de restauración continúa gracias a la labor de la Fundación Montañana Medieval, que también pone en valor su patrimonio.

Enseguida te darás cuenta de que se conserva el trazado medieval de las calles, los soportales, los antiguos caminos, los monumentos… ¡Sólo falta el barullo que imaginamos en cualquier villa medieval! Pero en Montañana duerme el silencio y sólo se escuchan tus pasos sobre el empedrado (al menos cuando yo la visité).

El conjunto urbano de la Villa de Montañana está catalogado como Bien de Interés Cultural.

RECORRIENDO EL PUEBLO

Puedes visitar Montañana por libre o realizar la visita guiada. Si te interesa la segunda opción, no dudes en consultar las fechas disponibles y reservar aquí (gratis para menores de 10 años).

Si vas a tu aire, tras recorrer una calle encajonada entre casas de piedra llegarás al puente (s.XVI), uno de los rincones más fotografiados de Montañana. También es uno de los más fotogénicos, y aunque complicado capturar toda la magia del lugar en una imagen, es imposible resistirse a intentarlo.

Montañana Puente Piedra- Postales para Mamá
Montañana Puente - Postales para Mamá

El puente da acceso al pueblo y antes de cruzarlo ya podemos ver cómo se estructura, con casas estrechas de varias plantas que se van adaptando al terreno. La mirada va subiendo por la ladera hasta la parte más alta, donde está la iglesia románica de Nuestra Señora de Baldós (s.XIII).

Pero antes de perderte en el tiempo por las callejuelas medievales de Montañana, te recomiendo que subas al mirador de la Torre de Las Eras. Siguiendo el antiguo camino, llegarás a la Torrota (torre rota), podrás apreciar las terrazas que ocupaban los campos de cultivo y tendrás unas vistas privilegiadas del pueblo y de la ermita de San Juan (s.XII).

Montañana Campanario - Postales para Mamá
Campanario de la iglesia
Montañana Ermita - Postales para Mamá
Ermita de San Juan

Volviendo al puente salvamos el barranco de San Juan, prácticamente seco en julio, recorremos la calle Mayor, pasamos junto al Ayuntamiento, cruzamos pasadizos…

Casi sin darnos cuenta vamos estamos traspasando el portón de la muralla y nos encontramos con la Torre de la Cárcel. Más arriba está la iglesia con su torre campanario, en cuyo exterior veremos interesantes detalles arquitectónicos, y para terminar el paseo puedes llegar hasta la Torre de la Mora (s.XI) que fue construida aprovechando las defensas naturales del lugar.

Montañana Casas - Postales para Mamá
Montañana medieval- Postales para Mamá

Personalmente, Montañana me pareció un lugar especial, y no solo por lo bien que ha conservado su carácter medieval. La naturaleza que lo rodea todo, nuestros pasos rompiendo el silencio que guardan las piedras, la tranquilidad de sus calles, el verde de las viñas dando color a las fachadas…

Aunque nuestra visita duró varias horas, en unos minutos ya formaba parte de mi lista particular de los pueblos más bonitos de Aragón. Y estoy segurísima de que a ti también te encantará. 😊

Montañana Mirador - Postales para Mamá

ACCESIBILIDAD:

Las calles están empedradas, tienen pendientes y encontrarás tramos de escaleras, pero se accede sin problema hasta el puente y a la parte baja del pueblo.

Sin embargo, la subida al mirador de la Torre de las Eras, que arranca justo enfrente del puente, no es accesible para personas con movilidad reducida.

3

Hay muchas maneras de viajar, y si conocer la mía sirve para animarte a descubrir el mundo con tus hij@s, me daré por satisfecha. ¡Gracias por leer Postales para Mamá y por compartir en las redes sociales!

Comentarios:

  • Ricardo

    31 julio 2022

    No lo conocía y ha despertado mi curiosidad por conocer este enclave. ¡Muchas gracias!

    Responder...

Enviar comentario

Postales para Mamá utiliza cookies propias y de terceros para que viajes mejor por este sitio web. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Privacidad