Subir

Villanueva de Jalón, visitando un pueblo abandonado

Una mañana del mes de abril nos acercamos hasta el pueblo abandonado de Villanueva de Jalón, situado a unos 50 minutos de Zaragoza. Sus ruinas están junto a la carretera que une Morata y Purroy y ocupan un alto con vistas al meandro del río y a buena parte del valle.

Para visitar el despoblado lo más cómodo es dejar el coche en una zona de aparcamiento que hay enfrente. Si llegas desde Morata la encontrarás a tu izquierda, justo en una curva, y unos metros más adelante está la cuesta de hormigón que da acceso al lugar.

El día que lo visitamos nos tocó esperar en el coche a que dejara de llover. Recuerdo que pensé que así es como deberían verse todos los pueblos abandonados del mundo, con un cielo tormentoso y gris como telón de fondo.

Y así fue como lo conocimos, aunque ese aura de novela gótica no tardó en desaparecer y el sol nos acompañó hasta el final del paseo. Es lo que tiene la primavera. 😉

UN POCO DE HISTORIA

Villanueva de Jalón fue fundada en el siglo XIII y tuvo una población mayoritariamente musulmana. A mediados del siglo XV pertenecía a la familia Luna y en 1845 se convirtió en una pedanía de Purroy. Sin embargo, ambos municipios no tardarían en formar parte de Chodes, que ahora pertenece a la comarca de Valdejalón.

Por aquel entonces todavía quedaban 14 viviendas ocupadas, pero la llegada de la electricidad al pueblo no fue suficiente para evitar que emigraran. El principal motivo fue que no había agua corriente, así que sus habitantes tenían que bajar hasta el río para abastecerse.

Según he leído, los dos últimos matrimonios se marcharon de Villanueva de Jalón en la década de los 60, y a partir de ese momento el pueblo fue objeto de un expolio total. El paso del tiempo tampoco ha tenido piedad con él, y las calles han sido invadidas por escombros y malas hierbas.

Villanueva J- Postales para Mamá
Calle Villanueva - Postales para Mamá

Villanueva de Jalón está catalogado como Bien de Interés Cultural por su interés etnográfico.

RECORRIENDO EL PUEBLO

Las casas de Villanueva de Jalón ya no tienen puertas ni tejados y muchas ventanas sólo enmarcan el paisaje. Pero al pasar a su lado puedes ver las las paredes de adobas, las vigas de madera, los armarios empotrados… Es como estar frente al esqueleto de otras vidas.

Y aún así apenas cuesta imaginar el pueblo habitado, sobre todo cuando llegas a la Plaza Mayor. Allí jugarían los niños, charlarían las mujeres antes de volver a sus quehaceres y todos los vecinos se reunirían para celebrar las fiestas de junio y octubre.

En esta plaza hay una gran fachada con una escalera adosada que era la escuela y la vivienda de la maestra. La escalera parece seguir en buenas condiciones y te atraerá como un imán, pero te recomiendo extremar las precauciones.

Plaza Mayor - Postales para Mamá
Casas de la Plaza Mayor
Escuela Villanueva - Postales para Mamá
Fachada de la Escuela

Recorriendo lo que parece la calle principal llegarás al gran tesoro de Villanueva de Jalón: La torre mudéjar de su iglesia. Su silueta destaca sobre el caserío y es Patrimonio de la Humanidad desde 2001, ya que está incluida en la declaración genérica del mudéjar aragonés.

Adosada a ella y peor conservada está la pequeña iglesia de Santa María de la Huerta (s.XV). Una rampa donde quizás hubo escaleras conduce hasta el portón de entrada, que se convierte en un perfecto mirador del pueblo.

Su interior sigue conservando su encanto y la decoración realizada en el siglo XVII, cuando se amplió la iglesia. Lo más llamativo son las preciosas yeserías con plegados de lazos y estrellas mudéjares (ya con humedades) que adornan las capillas.

Cuando estuvimos todavía era posible visitarla con seguridad, aunque supongo que hace tiempo que el cielo se convirtió en su bóveda exponiendo a la pila bautismal a las inclemencias del tiempo.

Torre Villanueva - Postales para Mamá
Torre mudéjar de la iglesia
Iglesia - Postales para Mamá
Interior de la iglesia visto desde la calle

En la parte de atrás de la iglesia hay un pequeño cementerio con flores en algunas tumbas, y más allá están los restos del castillo califal.

Lo poco que queda de la fortaleza ocupa la parte más alta del municipio y sigue siendo la atalaya perfecta para vigilar el valle del Jalón. Aunque es de origen musulmán, fue reconquistada por Alfonso I el Batallador en 1119 y actualmente sólo queda parte de una torre cuadrada y un pequeño tramo de muralla.

Nosotras buscamos un acceso fácil desde la carretera para subir con la peque pero no lo encontramos. Así que volvimos a atravesar el pueblo hasta el cementerio y nos aproximamos a la torre tanto como pudimos. No llegamos hasta arriba porque el último tramo consiste en varias «grapas» de las que se usan en las vías ferratas y no lo vimos claro.

Aún así puedes acercarte bastante al castillo y disfrutar de unas vistas privilegiadas del despoblado y sus alrededores.

Castillo Villanueva - Postales para Mamá
Subida hasta los restos de la torre
Villanueva de Jalón - Postales para Mamá
Villanueva de Jalón desde la subida al castillo

La subida hasta el castillo, que es Bien de Interés Cultural, no es apta para niños pequeños.

Es muy posible que te marches de Villanueva de Jalón con la sensación de que se habría convertido en uno de esos pueblos con encanto que siempre están en la lista de los más visitados.

Sería maravilloso que lugares así pudieran recuperarse como testimonio de un modo de vida que está desapareciendo; Que las calles estuvieran libres de escombros y algunas fachadas volvieran a lucir ese azul aragonés que aún se ve… O simplemente que la torre mudéjar fuera retejada para detener su deterioro.

Pero la realidad es que Villanueva de Jalón nos recuerda que la vida en el mundo rural no siempre es fácil y que el fantasma de la despoblación es una amenaza para muchos pueblos.

Casa Villanueva - Postales para Mamá
Casa en Ruinas - Postales para Mamá

CONSEJOS PRÁCTICOS:

-El pueblo no es accesible para personas con movilidad reducida ni sillitas de bebé, ya que algunas calles están cubiertas de escombros.

-La visita es libre, así que puedes estar el tiempo que quieras. Nosotr@s nos tomamos el paseo con mucha calma y tardamos algo más de hora y media.

-Muy cerca del pueblo, al otro lado de la carretera, discurre una acequia donde encontrarás una antigua noria.

Vigila a l@s niñ@s en todo momento. Ten en cuenta que los edificios están en estado de ruina y puede resultar peligroso.

-Recuerda que no debes dejar basura ni ensuciar el entorno.

1

Hay muchas maneras de viajar, y si conocer la mía sirve para animarte a descubrir el mundo con tus hij@s, me daré por satisfecha. ¡Gracias por leer Postales para Mamá y por compartir en las redes sociales!

Enviar comentario

Postales para Mamá utiliza cookies propias y de terceros para que viajes mejor por este sitio web. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Privacidad