Subir

Ruta por Bolea, Loarre y su castillo

Bolea y Loarre pertenecen a la comarca de la Hoya de Huesca, una zona de transición entre los territorios del valle del Ebro y el prepirineo.

Entre los dos municipios no llegan a mil habitantes pero antaño fueron plazas importantes y eso se refleja en su patrimonio. Bolea cuenta con una bonita colegiata y Loarre con un impresionante castillo, que es Bien de Interés Cultural.

Actualmente existe una entrada conjunta que permite visitar estos monumentos y la Iglesia de San Esteban de Loarre. Los tres lugares tienen un encanto único y además los paisajes primaverales hacen que esta excursión sea incluso más especial.

CÓMO LLEGAR

Poco más de una hora separan Bolea y Loarre de Zaragoza si conduces por la A-23 en dirección Huesca. Dejando la ciudad a mano derecha, hay que tomar la salida 360 de la autovía y seguir por la A-132 y la A-1206, donde veremos señalizados nuestros destinos.

El primero que encontrás será Bolea, cuya colegiata ya se ve desde la carretera, y a 10′ está Loarre. El castillo está muy bien indicado y el desvío está antes de llegar al pueblo.

Panel Informativo Loarre - Postales para Mamá

Hay parking gratuito a pocos metros del Centro de Visitantes del castillo.

ORGANIZA LA VISITA

El castillo de Loarre se puede visitar por libre (hay audioguías) pero te recomiendo hacer la visita guiada, sobre todo si es tu primera vez. En este caso hay que llegar unos veinte minutos antes de la hora de comienzo para recoger las entradas en el Centro de Visitantes.

Como ya he dicho, la entrada al castillo de Loarre también incluye la Colegiata de Bolea y la iglesia de San Esteban, en Loarre. Según nos dijeron, no es necesario visitar los tres monumentos el mismo día, pero estando tan cerca lo más probable es que quieras aprovechar para hacerlo.

Puedes consultar el horario de cada monumento en la web del Castillo de Loarre.

EL CASTILLO DE LOARRE

El castillo de Loarre es la fortaleza románica mejor conservada de Europa, fue declarada Monumento Nacional en 1906 y es Bien de Interés Cultural. Sin duda es uno de los grandes tesoros arquitectónicos e históricos de Aragón y su silueta, que se alza sobre un promontorio rocoso desde el que se domina toda la Hoya de Huesca, es inconfundible.

Se construyó en varias fases y sirvió como palacio real, más tarde fue monasterio y desde hace unos años se ha convertido en un escenario de cine. Así que, si en estos tiempos resulta impresionante, imagina lo que sentirían las gentes que vivieron su construcción allá por el siglo XI.

Muralla castillo Loarre - Postales para Mamá

Visitar un castillo siempre es un acierto si viajas con peques. Y para hacer más emocionante el recorrido podéis comprar un mapa del tesoro (recomendado a partir de 4 años). Al final de la visita guiada o tras completar las diferentes pruebas, hay que volver al Centro de Visitantes, y allí recibirán su recompensa.

No te voy a contar nada sobre el interior del castillo porque hay que vivir la experiencia. Pero cuando salgas (o antes, si te viene mejor) te recomiendo que sigas el sendero fotográfico. Esta ruta te permitirá admirar la fortaleza y su entorno desde distintas perspectivas y disfrutar de un paisaje que se pierde en el horizonte en días despejados.

Mirador Castillo Loarre - Postales para Mamá

Hay buena accesibilidad a la zona del Centro de Visitantes para personas con movilidad reducida y carritos de bebé, aunque el camino, que también conduce hasta la entrada del castillo, es de tierra. Sin embargo, el interior del monumento no es accesible debido a sus características, con tramos de escaleras y desniveles que pueden resultar complicados de salvar.

Pero no dejes que esto te impida conocer uno de los lugares más emblemáticos de Aragón, porque las vistas desde el exterior también son espectaculares.

Encontrarás información sobre los senderos, el mapa del tesoro y otras actividades aquí.

LOARRE

Loarre está situado al noroeste de Huesca, entre Bolea y Ayerbe. Aunque su principal reclamo turístico es el cercano castillo que lleva su nombre, merece la pena dar un paseo por sus calles.

En la plaza destaca el antiguo ayuntamiento (s.XVI), que ahora es una Hospedería de Aragón, y la Fuente de los Tres Caños (s.XVI), de estilo renacentista. En la calle que une la plaza con la iglesia encontramos un bonito mural que hace referencia a diversos hallazgos históricos producidos cerca de Loarre, como unas icnitas (huellas fósiles) de un rinoceronte.

Mural Loarre - Postales para Mamá
Campanario Iglesia Loarre - Postales para Mamá

Y ya en la iglesia de San Esteban destaca la entrada, con un pórtico de ladrillo y tres arcos de medio punto. Ahora viene la parte más aventurera de la visita, porque por una pequeña puerta se accede a la escalera de caracol que conduce al campanario.

Una vez arriba podrás recorrer el exterior de su original torre y admirar el paisaje agrícola que rodea la localidad. Además disfrutarás de una panorámica muy diferente del castillo románico de Loarre.

Loarre - Postales para Mamá
Paisaje torre Loarre - Postales para Mamá

BOLEA

Sólo 20′ separan Huesca de Bolea, que está situada sobre un promontorio con vistas al llano y a las cercanas sierras de Gratal y Caballera.

El pueblo conserva numerosos ejemplos de arquitectura popular y es famoso por su feria de la cereza, que se celebra en torno al 13 de junio. Entre su patrimonio destaca la iglesia de la Soledad o de Santo Tomás, junto a la que encontrarás una antigua fuente de origen musulmán llamada Fuente Vieja.

Hay una zona de juego infantil junto a la fuente, una mesa de piedra y una zona cubierta donde puedes sentarte a merendar.

Iglesia Bolea - Postales para Mamá

Sin duda, la joya de Bolea es su Colegiata de Santa María la Mayor (s.XVI). Esta iglesia fue construida en el privilegiado lugar que ocupaba un palacio árabe (Bolea fue villa musulmana) y una iglesia románica construida tras la reconquista.

El edificio, de claro carácter aragonés, fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1983. En su interior destacan sus bonitas columnas y el altar mayor, una obra de arte del gótico tardío cuyo colorido atrapa la mirada del visitante.

Desde su emplazamiento se domina todo el caserío pero es necesario subir hasta arriba para hacerse una idea de sus dimensiones. El esfuerzo merece la pena, porque además de visitarla por dentro podrás disfrutar de las magníficas vistas de los alrededores.

Colegiata de Bolea - Postales para Mamá

Los horarios de la Colegiata cambian en función de la estación del año.

Seguro que esta excursión a Loarre y Bolea os encanta a toda la familia. Es posible que ya conozcas el castillo pero haya pasado mucho tiempo desde tu última visita, así que quizá sea el momento de volver. 😉

Si tienes la suerte de pasar varios días por la zona, tómate la ruta con más calma y complétala descubriendo las ermitas de Bolea y Aniés, que esconde el mejor balcón de la Hoya de Huesca.

Paisaje Hoya de Huesca - Postales para Mamá

En el entorno del castillo de Loarre encontrarás varios merenderos para comer comer de picnic. Y si prefieres la comodidad de un restaurante te recomiendo Casa Rufino, en Bolea (C/.Mayor, 23).

1

Hay muchas maneras de viajar, y si conocer la mía sirve para animarte a descubrir el mundo con tus hij@s, me daré por satisfecha. ¡Gracias por leer Postales para Mamá y por compartir en las redes sociales!

Enviar comentario

Postales para Mamá utiliza cookies propias y de terceros para que viajes mejor por este sitio web. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Privacidad