Subir

El Castillo de los Luna en Mesones de Isuela

Una imponente fortaleza en la comarca del Aranda.

La comarca del Aranda, en la provincia de Zaragoza, comprende catorce poblaciones. Entre ellas está Mesones de Isuela con su castillo, uno de los mejor conservados de Aragón y Bien de Interés Cultural.

Cuando pasas por la carretera, es inevitable levantar la mirada hacia su silueta, que destaca contra el cielo por encima de los tejados, ya que está situado sobre un cerro rocoso desde donde hay unas vistas privilegiadas de los alrededores.

Un consejo: Para el coche y sube a conocerlo por dentro.

Cómo llegar

Mesones de Isuela está a 77km de Zaragoza. Para llegar, sigue la E-90/A-2 en dirección Madrid durante 59km y toma la salida 261 hacia la A-2302, carretera que atraviesa Morata de Jalón, Chodes, Arándiga y Nigüella antes de llegar a tu destino.

Precios

  • Adultos: 3’50€/pers.
  • Menores de 10 años: Gratis.

Horario

DE MARTES A DOMINGO

9.30h – 14h

17.30h – 20.30h

Las visitas son guiadas (no se permite el acceso libre) y los sábados de agosto por la tarde son teatralizadas.

TIP AHORRO: Es posible comprar unos Bonos Turísticos de la Comarca del Aranda (10€/adulto, niñ@s gratis) que incluyen la entrada a 8 museos y centros de interpretación de diferentes temáticas. Lo mejor es que no tienen fecha límite de caducidad.

La visita

Con su planta rectangular y seis enormes torres, la fortaleza gótica de Mesones de Isuela fue el centro de una línea defensiva que completaban los cercanos castillos de Tierga y Arándiga.

Sus orígenes se remontan al siglo XII, y antes de que fuera propiedad del arzobispo de Zaragoza Lope Fernández de Luna (1321-1382), quien lo hizo reformar, perteneció a la orden del Temple.

Lo primero que llama la atención es el gran patio y la elegancia de las salas inferiores, lo que sugiere que su uso en época de Lope de Luna fue más residencial que defensivo. En las bases de los arcos se ven diferentes detalles decorativos y el blasón de los Luna está por todas partes.

Mesones de Isuela castillo - Postales para Mamá

Si te fijas en el suelo, hay un camino que va desde la puerta principal a la capilla. Sus piedras forman un bonito mosaico, y entre ellas podrás encontrar varios fósiles que hacían referencia a la eternidad y al camino de Santiago, e incluso un baldosín con una calavera.

Nos resultó muy curioso ver la tubería de arcilla original que comunicaba la zona del aljibe con la cocina y unos bancos festejadores, cuyas vistas seguro que han distraído a más de una carabina. Además entramos al aseo del castillo, cuya situación junto a una de las torres también se aprecia desde el exterior.

Mesones de Isuela castillo - Postales para Mamá

En el interior de una de las torres se aprecian muy bien las marcas de cantero y algún símbolo templario cuyo significado todavía no está muy claro, y desde arriba se domina todo el pueblo, que parece tener forma de guitarra.

Un poco más allá, al otro lado de la carretera, una hilera de árboles señalan el lugar por donde discurre el río Isuela, y remontando su cauce con la mirada, nos encontramos con la cara oculta del Moncayo.

Mesones de Isuela castillo - Postales para Mamá

LA CAPILLA MUDÉJAR

El verdadero tesoro del castillo de Mesones de Isuela es la capilla de Nuestra Señora de los Ángeles, una de las joyas del mudéjar aragonés y cuya cúpula de madera es única en Europa.

Está estructurada en seis secciones que convergen en una bonita estrella central, con un ángel en cada tablilla, y no podía faltar el escudo de armas de don Lope Fernández de Luna, en este caso en vivos colores y acompañado de cuervos y dragones.

Otros elementos interesantes son el suelo y una talla del siglo XV de la Virgen de los Ángeles, muy venerada en el Mesones de Isuela, lo que favoreció que esta zona del castillo se conservara a lo largo de los años y que la capilla fuera ampliada en el siglo XVII.

Mesones castillo capilla - Postales para Mamá

CONSEJOS PRÁCTICOS:

-El uso de mascarilla durante la visita es obligatorio y el guía está muy pendiente de que se mantenga la distancia de seguridad.

Aparcar: Puedes hacerlo en la travesía y caminar hasta el castillo dando un paseo por el pueblo, o seguir las señales que te llevan hasta la plaza del ayuntamiento y dejar el coche allí. A pie o sobre ruedas, encontrarás calles empinadas, ya que la fortaleza está en la parte más alta de Mesones de Isuela.

-El último tramo es una larga rampa enlosada que te lleva hasta la puerta del castillo, pero en el interior hay zonas que no son accesibles para personas con movilidad reducida, como las escaleras que suben a las torres.

-Lleva agua.

Un libro: Si quieres descubrir más secretos de esta imponente fortaleza, atrévete con la novela histórica de Eloy Morera titulada «El castillo de Mesones, un camino hacia el interior«.

1

Hay muchas maneras de viajar, y si conocer la mía sirve para animarte a descubrir el mundo con tus hij@s, me daré por satisfecha. ¡Gracias por leer Postales para Mamá y por compartir en las redes sociales!

Enviar comentario

Postales para Mamá utiliza cookies propias y de terceros para que viajes mejor por este sitio web. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Privacidad