Subir

Calcena, ¿el pueblo del grial?

Calcena es uno de los pueblos de la llamada cara oculta del Moncayo. Está situado entre Trasobares y Purujosa, a hora y media de Zaragoza, y su caserío trepa por la margen izquierda del río Isuela.

Vivió su época dorada entre los siglos XVI y XVII gracias a la producción de lana y a la artesanía. Sin embargo, la orden de expulsión de los moriscos dictada por Felipe III en 1609 tuvo efectos devastadores en su economía.

A lo largo del siglo XIX y principio del XX volvieron a explotarse sus minas de plata, conocidas ya por los romanos, aunque esta actividad se abandonó por falta de rentabilidad. Algunas familias también se dedicaron a la producción de carbón vegetal, un trabajo muy duro que les obligaba a pasar varios meses al año fuera de la localidad.

El modo de vida en Calcena siempre ha estado ligado a la tierra y a la naturaleza, pero hoy en día parece ser presa de la despoblación. Sin embargo, es un destino que sorprende por su historia, sus paisajes y su carácter auténtico.

Calcena calle - Postales para Mamá

CALCENA Y EL GRIAL:

Según la tradición, Calcena podría estar relacionada con la historia del Santo Grial y se cree que en su periplo por tierras aragonesas también fue custodiado en esta villa. De hecho, su nombre podría derivar directamente de la palabra «calicem» (cáliz, copa).

¿Pasaría por aquí la reliquia tas su salida del Monasterio de San Juan de la Peña? ¿Fue Calcena el pueblo del Grial? Quién sabe.

Sea realidad o ficción, el escudo de Calcena incluye la figura de un cáliz en claro «recuerdo» a este acontecimiento. Sin embargo, el topónimo también podría hacer referencia a las rocas calcáreas que hay por la zona, aunque estando en la cara oculta del Moncayo, todo es posible. 😉

Las leyendas casi siempre tienen algo de verdad y hace tiempo que Calcena decidió ser el pueblo del Grial en la comarca del Aranda.

Calcena Escudo - Postales para Mamá

EL PUEBLO:

El trazado de Calcena es claramente musulmán, con calles laberínticas que trepan por el cerro de Santa Bárbara. Escalinatas, pasos cubiertos, callejones, arcos y callejas empinadas son parte de la identidad de este pintoresco pueblo.

Sin duda, lo primero que llama la atención cuando llegas son las bodegas excavadas en el monte. Decenas de puertas de madera vieja salpican la ladera conformando un curioso paisaje con sus tejaditos y sus muretes de piedra.

Según me cuenta una vecina, algunas cuevas (las menos) siguen en uso. Y aunque es evidente que vivieron tiempos mejores, este pedazo de Calcena me hace pensar en un Hobbiton invernal imaginado por Tolkien.

Calcena Bodegas - Postales para Mamá
Calcena Bodega - Postales para Mamá

El monumento que más destaca en Calcena es la colegiata de Nuestra Señora de los Reyes (s.XVI), que mezcla estilos de varias épocas y todavía conserva la antigua portada románica. Pero lo que más llama la atención es la cúpula que corona su torre mudéjar y otras más pequeñas que lanzan destellos al sol.

Si rodeas la iglesia hasta parte más alta, donde está la entrada principal, encontrarás el arco románico de la Ermita de San Miguel (s.XIII), una construcción que verás junto al puente que cruza el río Isuela.

Calcena colegiata - Postales para Mamá
Calcena arco ermita - Postales para Mamá

Si tienes curiosidad por ver el escudo de Calcena con el Santo Grial, acércate a la plaza del Ayuntamiento. Después puedes callejear por el pueblo, subir hasta las ruinas del castillo o bajar hacia el río y atravesar el arco-capilla de las Nieves, que da acceso al casco urbano.

Siguiendo la carretera, el Isuela nos recuerda que da de beber a los habitantes de Calcena y junto al puente está la ermita de San Miguel. Aunque ahora es una vivienda, su forma redondeada y otros elementos todavía recuerdan su origen religioso.

Unos metros más adelante remontando el cauce del río está el Centro de Interpretación de la Naturaleza del Parque del Moncayo. Nosotros lo encontramos cerrado, aunque en el exterior hay varios paneles con algunas de las rutas que puedes hacer por el parque natural.

Al lado del Centro de Interpretación hay un merendero con buena sombra y varias mesas de madera.

Calcena - Postales para Mamá
Calcena Arco - Postales para Mamá

Sin alejarte de Calcena puedes descubrir rincones con mucho encanto e historia, como la fuente de la Ojosa, el Salto del Batán o la ermita de San Cristóbal.

Otro paseo muy, muy bonito y sencillo para hacer con peques es el de las Minas de Valdeplata, cuyo desvío está señalizado unos kilómetros antes de llegar a Calcena.

Y si te gusta disfrutar del deporte rodead@ de naturaleza, no puedes perderte la Calcenada, una marcha popular alrededor del Moncayo que puede hacerse andando, en bici e incluso a caballo. Esta iniciativa de la Asociación Cultural Amigos de la Villa de Calcena es una de las rutas senderistas más esperadas del calendario y además tiene un objetivo: Difundir la riqueza histórica y natural de la comarca del Aranda y del Moncayo.

Calcena Calcenada - Postales para Mamá
0

Hay muchas maneras de viajar, y si conocer la mía sirve para animarte a descubrir el mundo con tus hij@s, me daré por satisfecha. ¡Gracias por leer Postales para Mamá y por compartir en las redes sociales!

Enviar comentario

Postales para Mamá utiliza cookies propias y de terceros para que viajes mejor por este sitio web. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Privacidad