Subir

Bílbilis, la ciudad romana de Calatayud

Imagínate recorriendo la calzada romana que unía Caesaraugusta (Zaragoza) y Emérita Augusta (Mérida) hace dos mil años. Tienes los pies destrozados, llevas días soportando un viento que se mete en los huesos y sólo sueñas con llegar a tu destino… Y de pronto, la muralla de Bílbilis y sus imponentes edificios aparecen ante tus ojos.

Seguramente habrías sido incapaz de seguir tu camino sin detenerte a conocerla. Y la razón es que este municipio romano fue una «ciudad escaparate», es decir, se diseñó para poner de manifiesto la grandeza del Imperio e impresionar a cualquiera que la viera.

Hoy en día sigue siendo posible visitar Bílbilis e imaginar cómo fue en su época de esplendor. Porque el paso del tiempo ha convertido en recuerdo aquellos días de gloria, pero la huella que dejó en la historia es imborrable.

CÓMO LLEGAR

El yacimiento de Bílbilis está situado a unos 6km al nordeste de Calatayud (Zaragoza) y todavía da nombre a los habitantes de esta ciudad, que son conocidos como bilbilitanos. Fue declarado Bien de Interés Cultural y se extiende por las colinas de Bámbola, San Paterno y Santa Bárbara.

Para llegar, sigue la carretera de Soria en dirección Embid de la Ribera. Pasarás junto al cementerio municipal y enseguida llegarás al desvío que lleva al sitio arqueológico.

El último tramo es una pista de tierra que termina en una cadena que impide el paso a los vehículos. Justo allí, a la derecha de la señal que indica el yacimiento, hay sitio para aparcar.

– Acceso: La visita a Bílbilis se puede hacer por libre y de forma gratuita.

Duración de la visita: Nos costó 2 horas completar el recorrido con peques.

BÍLBILIS. AUGE Y CAÍDA

Antes de convertirse en municipio romano, Bílbilis había sido un asentamiento celtíbero. Fue en tiempos del emperador Augusto (63 a.C.-14 d.C.) cuando dejó de ser Bílbilis Itálica y consiguió la municipalidad por razones de fidelidad política. En ese momento se realizaron una serie de obras que convirtieron la ciudad en el centro de la vida política, social y económica de la zona, ya que en Bílbilis también se acuñaba moneda.

Se levantó un foro monumental en la parte más alta de la ciudad, un teatro cuya capacidad superaba al número de habitantes e incluso unas termas (un lujo teniendo en cuenta su situación). Todo se hizo a lo grande en Bílbilis, pero el gran apogeo que alcanzó en el siglo I fue decayendo y doscientos años más tarde quedó prácticamente abandonada.

Bilbilis - Postales para Mamá
Ermita Paterno - Postales para Mamá

La principal razón de tan efímera fama fue la escasez de agua, ya que al aumentar la población y sufrir varios años de sequía, no se pudo satisfacer la demanda. Poco a poco, la gente se fue marchando al llano e instalándose en lo que hoy es Calatayud, junto a los ríos Jalón y Jiloca.

Durante siglos, Bílbilis sirvió de cantera para los pueblos cercanos, y el municipio romano que había asombrado al mundo, cayó en el olvido… Hasta que en 1917 Narciso Sentenach (1853-1925), conservador del Museo Arqueológico Nacional, realizó las primeras excavaciones arqueológica. Sus trabajos fueron continuados en décadas posteriores y pusieron sobre la mesa la importancia que tuvo Bílbilis, la ciudad romana de Calatayud.

– Recuerda llevar agua independientemente de la época del año, porque sigue siendo un bien escaso en la colina.

– En verano te recomiendo evitar las horas más calurosas del día y protegerte bien del sol, ya que la sombra escasea.

EL YACIMIENTO

El paseo por Bílbilis comienza en la Puerta del Teatro y un camino de tierra te va llevando por los distintos espacios de la ciudad, que están bien señalizados y explicados con paneles informativos.

En primer lugar, te recomiendo subir hasta el foro, situado en una terraza artificial. Llama la atención que no ocupaba el centro de la ciudad, como solía ser habitual en el urbanismo romano, sino un lugar privilegiado desde donde se domina todo el valle.

Aunque es algo difícil imaginar cómo era en época romana, ya que sus estatuas y el resto de la decoración no están, seguro que fue una ciudad impresionante.

Foro Bilbilis - Postales para Mamá
Barrio Bilbilis - Postales para Mamá

Las termas, que están protegidas por una estructura de las inclemencias del tiempo, son una de las construcciones que más llamarán tu atención. Para llegar hay que atravesar el barrio central, donde vivían las clases más acomodadas. En esta zona puedes distinguir varias casas e incluso parte de la acera y de la calzada que unía el foro con las termas.

La aridez del paisaje hace que sea inevitable preguntarse de dónde sacaban el agua, ya que no hay restos de ningún acueducto. La solución fue construir una red de cisternas a diferentes alturas que estaban conectadas con tuberías y se abastecían de los manantiales subterráneos cercanos.

Termas Bílbilis - Postales para Mamá
Teatro Bilbilis - Postales para Mamá

Junto a las termas también había un barrio y en una de esas viviendas se descubrió un balneum con hipocaustum (baño con bañera y letrina que tenía un sistema de calefacción propio) que es el mejor conservado de esa época romana en Hispania.

Casi al lado está el teatro, donde se reunían miles de espectadores. Para facilitar el acceso, estaba comunicado con el foro mediante una serie de pórticos y escaleras adornadas con mármoles traídos de las lejanas canteras de Carrara (Italia) o Chemtou (Túnez).

Aunque aún se aprecia la forma y estructura original del teatro, sus piedras sillares se aprovecharon para construir nuevos edificios en Calatayud y muchas estatuas de Bílbilis fueron quemadas para obtener cal.

Sin embargo, algunas sobrevivieron y hoy se exponen en el Museo de Calatayud junto con otros objetos encontrados durante las excavaciones arqueológicas. Sin duda, visitarlo es el complemento perfecto para comprender mejor la grandeza de Bílbilis, la ciudad romana de Calatayud.

El pequeño edificio de piedra que se ve en una colina es la Ermita de San Paterno, que fue construida aprovechando una antigua cisterna del yacimiento. Existe la creencia de que San Paterno nació en Bílbilis y cada 23 de septiembre se celebra una romería desde el cercano pueblo de Huérmeda, del que es patrón.

Para llegar, sigue el sendero que lleva hasta su colina y tendrás Bílbilis, Huérmeda y sus alrededores a tus pies. Además, junto a la ermita todavía se aprecian restos de la muralla.

Ermita Bilbilis - Postales para Mamá
Muralla Bilbilis - Postales para Mamá

En Bílbilis nació el gran poeta clásico Marco Valerio Marcial (40 d.C.-104 d.C.), que viajó a Roma en el año 64 d.C. y pasó buena parte de su vida codeándose con el emperador y su corte. Cuando regresó a Hispania, allá por el año 98 d.C., ya había escrito «Epigramas«, que es su famosa obra.

En este extenso poemario, Marcial retrataba a la sociedad romana haciendo una crónica satírica de su época que sigue estando de actualidad hoy en día.

No te salgas del recorrido marcado y respeta los restos arqueológicos.

– Más información sobre Calatayud y el yacimiento aquí.

1

Hay muchas maneras de viajar, y si conocer la mía sirve para animarte a descubrir el mundo con tus hij@s, me daré por satisfecha. ¡Gracias por leer Postales para Mamá y por compartir en las redes sociales!

Enviar comentario

Postales para Mamá utiliza cookies propias y de terceros para que viajes mejor por este sitio web. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Privacidad